¡Cuánto más natural, mejor!